Los dientes de leche cumplen una función fundamental en el desarrollo bucodental de los más pequeños. Además de ayudar a masticar y a hablar, se encargan de guardar el espacio necesario para cuando erupcionen los dientes permanentes. Por ello, es de vital importancia cuidarlos y protegerlos todo lo posible.

Sin embargo, es cierto que los niños son más susceptibles de golpes o caídas, por lo que sus dientes suelen estar más expuestos. En estos casos, hay una pregunta que suele ser recurrente en nuestra clínica dental en Legazpi: ¿se puede restaurar un diente de leche roto? ¡En este post tratamos de resolver esta duda!

¿Cuántos dientes de leche hay?

Conocidos como dientes de leche, la dentición decidua está compuesta en total por 20 piezas dentales. Entre ellas se encuentran ocho incisivos, cuatro colmillos y ocho molares.

Comienzan a salir sobre los ocho meses, aunque todo dependerá de cada caso, ya que hay bebés a los que les empiezan a salir a los cuatro meses y a otros a los doce. En cualquier caso, la fase de dentición temporal suele finalizar entre los 30 y los 36 meses.

Al ser temporales, estos dientes empiezan a caerse a los 6 años aproximadamente. Esta etapa de dentición mixta suele finalizar a los 12 años, momento en el que se caen los molares posteriores.

Entonces, ¿qué sucede si se rompe un diente de leche?

Lejos de lo que algunas personas piensan, los dientes de leche ocupan un lugar primordial en el proceso de crecimiento infantil, ya que son los encargados de guiar la erupción de los dientes definitivos. Por tanto, partiendo de esta base, debes saber que si a tu hijo se le rompe un diente de leche no debes restarle importancia.

Lo primero que debes hacer es llamar al odontopediatra lo antes posible para que pueda valorar el caso. Analizará si la pulpa ha quedado expuesta, si la raíz se ha visto afectada, si la pieza dental se mueve o se ha desplazado, entre otros aspectos.

Además de llamar inmediatamente a la clínica, si la fractura ha sido limpia, debes guardar el trozo de diente en un recipiente con leche o suero fisiológico, puesto que puede que se utilice para reconstruir el diente fracturado. Si no podría restaurarse con un material especial, proporcionando un aspecto muy natural.

De todas formas, es necesario estudiar cada situación concreta, puesto que no todos los niños con un diente de leche fracturado requieren el mismo tratamiento. Ten en cuenta que la fractura ha podido ser parcial o total, por lo que el tratamiento variará en función de cada paciente.

No olvides que en Almara Dental contamos con un equipo de especialistas en odontopediatría que se encargará de cuidar de la salud bucodental de tus hijos de la mano de tratamientos mínimamente invasivos.

Por último, te recordamos que estamos perfectamente preparados y equipados gracias a un protocolo con nuevas medidas de protección y seguridad, tanto para los pacientes como para el equipo.

Si quieres acudir a la clínica, tienes que solicitar tu cita previamente mediante atención telefónica en el 917 374 990. Si nos necesitas o tienes cualquier tipo de duda, contacta con nosotros. ¡Estaremos encantados de poder ayudarte!

Además, puedes participar a través de tu comentario y solicitar tu primera consulta gratuita.

¡Recibe un cordial saludo!

www.almaradental.es