El embarazo es una etapa en la que se viven momentos de cambios fisiológicos, los cuales también afectan a la salud bucodental. Uno de ellos es el sangrado de encías. Pero ¿por qué sucede? ¿Es habitual? ¿Cómo se puede detener? En este post resolvemos todas tus dudas.

¿Qué indica el sangrado de encías?

El sangrado de encías es uno de los síntomas más comunes de la gingivitis. Como ya sabes, se trata de la inflamación de las encías producida por el aumento de placa bacteriana. Además del sangrado, otro de los indicadores de esta enfermedad es el enrojecimiento de encías.

Aunque a priori es un problema reversible, es de vital importancia realizar un diagnóstico temprano. Ten en cuenta que, si la enfermedad avanza, podría derivar en una periodontitis, es decir, una infección grave de los tejidos de soporte de los dientes que si no se trata a tiempo podría ocasionar la pérdida dental.

Sangrado de encías durante el embarazo, ¿es normal?

Durante el embarazo se produce un cambio hormonal caracterizado por los altos niveles de progesterona y estrógenos. Esto hace que las encías estén más sensibles a la acumulación de bacterias y, por ello, pueden llegar a inflamarse e incluso sangrar.

Además, en el periodo de gestación aumenta el flujo sanguíneo por todo el cuerpo, incluida la boca, para que el feto reciba los nutrientes necesarios. Por este motivo, hay mayor riesgo de sangrado.

Por tanto, si estás embarazada y notas que te sangran las encías al cepillar los dientes, al comer o en cualquier otro momento, desde nuestra clínica dental en Legazpi te adelantamos que no debes preocuparte, pues es completamente normal. No obstante, conviene estar alerta y acudir durante el embarazo al menos una vez a tu dentista para que pueda valorar que todo está en correcto.

Recomendaciones

Algunos de los cuidados que te recomendamos seguir si estás embarazada son:

  • No olvidar cepillar los dientes después de cada comida: para ello, utiliza un cepillo con cerdas muy suaves para evitar el sangrado de las encías. También es importante tener cuidado al utilizar seda dental, pues de no ser así, podrían lastimarse tus encías.
  • Llevar a cabo una dieta equilibrada: la alimentación también influye en el estado de nuestra salud bucodental. Por ello, se debe llevar a cabo una dieta variada en la que predominen frutas y verduras, reduciendo el consumo de alimentos ricos en azúcares, los cuales representan un factor de riesgo para el aumento de caries.
  • Realizar una revisión con el dentista después del parto: el sangrado de encías normalmente desaparece cuando se da a luz. De todos modos, conviene acudir a una revisión en la que el odontólogo realice un estudio completo de la salud bucodental.

Recuerda que en Almara Dental contamos con un equipo de especialistas en odontología general y periodoncia que se encargará de cuidar de tus encías antes, durante y después del embarazo.

Por último, te recordamos que estamos perfectamente preparados y equipados gracias a un protocolo con nuevas medidas de protección y seguridad, tanto para los pacientes como para el equipo.

Si quieres acudir a la clínica, tienes que solicitar tu cita previamente mediante atención telefónica en el 917 374 990. Si nos necesitas o tienes cualquier tipo de duda, contacta con nosotros. ¡Estaremos encantados de poder ayudarte!

Además, puedes participar a través de tu comentario y solicitar tu primera consulta gratuita.

¡Recibe un cordial saludo!

www.almaradental.es