De origen genético, hereditario o por determinadas costumbres: los problemas en el desarrollo orofacial son muy frecuentes entre los más pequeños. Pero ¿existen diferentes tratamientos en función de cada caso? La respuesta es sí. En este post queremos contarte cuáles son los 3 tipos de ortodoncia para niños. Así que, si quieres conocer todos los detalles, ¡no dudes en seguir leyendo!

Ortodoncia preventiva

Los tratamientos de ortodoncia preventiva se llevan a cabo entre los 4 y los 7 años. Hacen referencia a todas aquellas técnicas que tienen como objetivo evitar el desarrollo de una posible maloclusión. Desgastes dentales específicos, ejercicios de respiración y deglución, pistas acrílicas o aparatos de educación funcional son algunas de las opciones que se realizan en este tipo de pacientes. Lo que conseguimos con la ortodoncia preventiva es evitar que se produzca un desvío del crecimiento natural del niño.

Ortodoncia interceptiva

A diferencia de la preventiva, la ortodoncia interceptiva lo que pretende es tratar de forma temprana una maloclusión en desarrollo y, por ello, se coloca entre los 8 y los 11 años. Para ello, se utilizan dispositivos de ortopedia fijos o removibles. Algunos de los tratamientos que se engloban dentro de este tipo de ortodoncia para niños son expansor de paladar, rejillas para mordidas abiertas o hábitos de deglución atípica, extracciones tempranas, pistas acrílicas para mordidas profundas, brackets debido a la presencia de dientes permanentes…

Ortodoncia correctiva

Por último, la ortodoncia correctiva es la que se coloca en la fase en la que el niño prácticamente ha finalizado el periodo de crecimiento bucal. Este tipo de tratamiento se realiza a partir de los 12 años, cuando ya existe un problema de oclusión. A veces, representa la segunda fase del tratamiento de ortodoncia, después de la parte interceptiva. En estos casos se pueden colocar brackets (aparato fijo) o alineadores transparentes (aparato removible). Todo dependerá de las necesidades particulares de cada niño.

¿Por qué hay que acudir al ortodoncista desde pequeños?

A pesar de que el crecimiento de los dientes aparentemente sea normal, es cierto que hay que acudir al ortodoncista de forma temprana para que analice y estudie en profundidad el desarrollo bucodental del niño, intentando evitar así cualquier tipo de anomalía.

Además, estas primeras tomas de contacto con el ortodoncista ayudarán no solo a tratar, sino también a eliminar hábitos que como el uso prolongado del chupete o la succión del pulgar, los cuales pueden interferir negativamente en la fase de crecimiento de los más pequeños.

De todos modos, si estás buscando una clínica dental en Legazpi, en Almara Dental contamos con un equipo de especialistas en ortodoncia infantil que se encargará de estudiar cada caso concreto, recomendándote el tratamiento que tu hijo necesita y explicándote todos los detalles.

Por último, te recordamos que estamos perfectamente preparados y equipados gracias a un protocolo con nuevas medidas de protección y seguridad, tanto para los pacientes como para el equipo.

Si quieres acudir a la clínica, tienes que solicitar tu cita previamente mediante atención telefónica en el 917 374 990. Si nos necesitas o tienes cualquier tipo de duda, contacta con nosotros. ¡Estaremos encantados de poder ayudarte!

Además, puedes participar a través de tu comentario y solicitar tu primera consulta gratuita.

¡Un saludo!

www.almaradental.es