/*--------------*/

Debido a las medidas de confinamiento establecidas para frenar y prevenir el contagio del COVID-19, quedarse en casa sigue siendo la mayor de las prioridades. Por ello, desde nuestra clínica dental de Madrid queremos ayudarte a reducir todo lo posible uno de los dolores dentales más frecuentes: el de muelas. En este post te proporcionamos una serie de recomendaciones para aliviar el dolor de muelas sin tener que moverte de casa. Así que, si estás interesado en este tema, ya sabes, ¡sigue leyendo! 🤓

 

Utilizar hilo dental o cepillo interproximal

 

En ocasiones, el dolor de una muela puede estar relacionado con la acumulación de algún resto alimenticio que haya podido quedarse entre los dientes. Para evitar o mitigar este dolor, es importante realizar una higiene oral exhaustiva.

 

Para ello, además del cepillado tres veces al día, es importante usar seda dental e, incluso, un cepillo interproximal para acceder a todas aquellas partes donde el cepillado no alcanza. De esta manera, la zona quedará perfectamente limpia.

 

Aplicar hielo

 

Si te duele una muela puede deberse a la aparición de una caries en estado avanzado. En estos casos, un remedio casero que puede funcionar para mitigar el dolor es aplicar hielo de forma local en la parte externa del rostro donde se encuentre la zona afectada durante 15 minutos tres veces al día aproximadamente. Para evitar que la piel sufra algún tipo de quemadura, envuelve el hielo en un paño de tela.

 

Realizar gárgaras con agua y sal

 

En el caso de que el dolor venga ocasionado por la reciente extracción de una muela, puedes enjuagarte y hacer gárgaras con una solución a base de agua y una cucharada de sal durante 30 segundos varias veces al día. De esta manera, conseguirás que la zona cicatrice rápidamente y las molestias vayan remitiendo.

 

Consumir determinados alimentos

 

Existe una serie de alimentos que son ricos en propiedades antisépticas y antibacterianas como, por ejemplo, el ajo, el perejil o el aceite de clavo. Todos ellos ayudan a calmar el dolor y la inflamación.

 

Asimismo, el té negro sirve para remediar el dolor oral; al disponer de un elevado ácido tánico, se caracteriza por ser antiinflamatorio y analgésico, por lo que, colocarte una bolsa humedecida en agua caliente puede mejorar la zona afectada.

 

Tomar un analgésico

 

Los analgésicos o antiinflamatorios pueden ayudar a bajar la inflamación y reducir el dolor. No obstante, para tomarlos es necesario que los prescriba un odontólogo.

 

En cualquier caso, el dolor de muelas vendrá determinado por diferentes causas. Para conocer cuál es el motivo de esas molestias, contacta con tu clínica dental de confianza. En Almara seguimos estando a tu lado y, por ello, continuamos atendiendo urgencias dentales. Si nos necesitas o tienes cualquier tipo de duda, puedes contactar con nosotros en el 618 601 786. ¡Estaremos encantados de poder ayudarte!

 

Asimismo, recuerda que puedes participar a través de tu comentario y solicitar tu primera consulta gratuita.

 

¡Recibe un cordial saludo! 👋

 

www.almaradental.es

Call Now Button