Las extracciones son una de las cirugías más comunes en nuestra clínica dental en Legazpi; sobre todo, las de las muelas del juicio. Aunque siempre intentamos realizar tratamientos conservadores, lo cierto es que en algunos casos representan la mejor solución.

Generalmente, es una intervención sencilla que apenas conlleva riesgos. Sin embargo, la alveolitis es una de las posibles complicaciones de la extracción. Pero ¿qué es y por qué se produce? ¡Descubre más información en este post!

Características de la alveolitis

Antes de nada, es importante entender qué es el alveolo. Como ya sabes, el diente consta de diferentes partes, entre las que destacan: el esmalte dental, la dentina, la pulpa y la encía, entre otras. Pues bien, el alveolo es el hueco en el hueso donde está ubicado el diente.

La alveolitis es la complicación postoperatoria más frecuente después de una extracción. Aunque la posibilidad de que suceda es mínima, se estima que se produce entre un 1 y un 5% de los casos. Se trata de la inflamación del alveolo y se manifiesta mediante un dolor muy agudo.

No obstante, esta intensa molestia, que se puede minimizar con analgésicos, no indica que la situación sea grave, pero sí que es importante acudir lo antes posible a tu clínica dental de confianza. Aquí, tu odontólogo procederá a limpiar en profundidad la zona alveolar para lograr que se regeneren los tejidos con normalidad.

¿Por qué se produce una alveolitis?

Cuando se extrae un diente, el alveolo se rellena de sangre y se genera un coágulo. Este lleva todos los factores para que se vuelvan a regenerar los tejidos, favoreciendo la cicatrización del alveolo. En cambio, si el coágulo se desprende después de la extracción, antes de que se forme el tejido de granulación, se produciría una alveolitis a causa de la entrada de saliva y microbios en el alveolo.

Todo esto sucede porque el paciente puede notar un poco de sangre en la boca y enjuagarse en demasía, ocasionando el desprendimiento del coágulo. Además, debes saber que suele ser una situación más común y severa en personas fumadoras.

Para evitar ese desprendimiento o pérdida prematura del coágulo, hay que seguir a rajatabla las recomendaciones proporcionadas por el cirujano en clínica. Por ejemplo, es fundamental no escupir ni enjuagarse la boca durante las primeras 24 horas.

De todos modos, en Almara Dental contamos con un equipo de expertos en cirugía bucal que se encargará de ofrecerte los mejores resultados, así como todos los cuidados que necesitas durante la fase postoperatoria.

Por último, te recordamos que estamos perfectamente preparados y equipados gracias a un protocolo con nuevas medidas de protección y seguridad, tanto para los pacientes como para el equipo.

Si quieres acudir a la clínica, tienes que solicitar tu cita previamente mediante atención telefónica en el 917 374 990. Si nos necesitas o tienes cualquier tipo de duda, contacta con nosotros. ¡Estaremos encantados de poder ayudarte!

Además, puedes participar a través de tu comentario y solicitar tu primera consulta gratuita.

¡Un saludo!

www.almaradental.es